Un blog de la Dra. Natalia Ruiz inspirado en los Grupos de Desarrollo de Conciencia de Semiología de la Vida Cotidiana.
Ve a la Dra. Natalia Ruiz de Otero en entrevista para "Punto y Coma" de Excélsior Tv aquí.

autosabotaje

Habían transcurrido doce minutos del inicio de la sesión cuando el último participante entró a la sala. Alma llegó al grupo exigiendo absoluta atención ante lo que estaba a punto de compartir: -¡Quiero el divorcio!, dijo con gran desesperación. Ya no toleraba seguir viviendo a lado de un hombre que se había convertido en lo que a su juicio llamaba, un “fantasma”.

Alma siempre tuvo dificultades para involucrarse afectivamente con alguna pareja, cuando finalmente lo consiguió, se sentía decepcionada. Su esposo, un abogado exitoso, en poco tiempo logró dirigir el área jurídica de la compañía para la que trabajaba. Si bien su posición le daba la oportunidad de que él y su familia tuvieran muchos privilegios, del mismo modo vivía las consecuencias de haber tenido que asumir un sinfín de responsabilidades. Con frecuencia, el éxito también conlleva pérdidas que nos toman por sorpresa. El tiempo que podía dedicarle a Alma y a sus dos hijas era poco, sus viajes y compromisos de negocios lo mantenían abrumado, pero a pesar de ello, el fin de semana procuraba estar en casa para compensar sus ausencias. Esto a Alma parecía no satisfacerle, incluso daba la impresión de que estaba dispuesta a destruir lo que por tanto tiempo deseó: un buen vínculo.

El grupo en ese momento la confrontó; consideraron arrebatado el enojo de Alma, sobre todo, porque en sesiones anteriores les había parecido que él, aunque un hombre ocupado, era una buena persona, padre responsable que se hacía presente con detalles y que además la apoyaba en todos sus proyectos. Ella daba la impresión de disfrutar los placeres que este “fantasma” le daba, sin embargo, Alma estaba a punto de convertir el triunfo de su vida, en un gran fracaso. Esto llevó a una reflexión aún más profunda al grupo: ¿por qué cuando por fin se nos presenta lo bueno, no lo queremos e incluso, lo saboteamos?

Complementa la lectura con la reflexión final de la Dra. Ruiz de Otero, en audio o video.

La vida nos ofrece muchas posibilidades para probar el buen alimento. Sin embargo, hay que saber identificarlo. Pero cuando en la infancia no lo tuvimos, nos es muy difícil reconocerlo. Sin darnos cuenta nos volvemos expertos en rechazar nuestro propio bienestar, porque constantemente buscamos lo que nos resulta conocido. En otras palabras, si lo que recibimos de nuestros padres o quienes nos cuidaron fue rechazo, abandono, distancia, o cualquier otra experiencia que nos haya marcado, esa será la experiencia que, de manera involuntaria, buscaremos repetir en la vida. Pero cuando se nos presenta la posibilidad de probar algo diferente: la sensación de sentirnos mirados y tomados en cuenta nos confronta, porque aceptar lo bueno es aceptar que en el pasado no lo tuvimos.

Fue así que Alma logró volcar la mirada sobre sí misma y descubrir lo siguiente: “Me doy cuenta de que mis padres no tuvieron una buena relación, mi padre con sus infidelidades y maltratos destruyó a la familia, pero no solo eso, lastimó mucho a mi madre. El simple hecho de pensar que a mí me pudiera ir bien en mi matrimonio, me hace sentir como si le estuviera dando un golpe bajo a mi madre”.

Alma también pudo descubrir cómo constantemente intentaba sabotear el encuadre de trabajo sobre el cual edificamos los principios del buen vínculo grupal. Uno de los acuerdos que establecemos en las primeras sesiones de trabajo es el de preservar nuestros lazos exclusivamente dentro de este contexto. De otra forma, el grupo pierde, porque empieza a haber información fuera de este espacio que no todos conocemos, y por lo tanto se entretejen secretos que dificultan la experiencia. Sin embargo, a pesar de mi insistencia en ello, Alma buscaba la manera de ignorar este convenio. Al terminar las sesiones, ya en el pasillo, se acercaba a alguno de sus compañeros para invitarlo a tomar café y continuar la charla, pero además, procuraba hacerlo discretamente. Es como si a través de esta acción repitiera simbólicamente las infidelidades del padre, y asimismo se encargaba de destruir lo que era bueno para ella y para el grupo, la sedimentación de un buen vínculo terapéutico.

Para Alma la oportunidad de tener una buena relación, representaba serle desleal a su madre, por lo tanto, buscaba de todas formas sabotearse.

Una de las razones del autosabotaje responde al pensamiento prohibitivo de llegar más allá de los padres y sobre todo, cuando se percibe la sensación de rabia o envidia de alguno de ellos, de tal forma, que experimentar el éxito sería tanto como traicionarlos.

La cámara del espejo grupal permitió que la experiencia de Alma se reflejara en todos los demás, propiciando epifanías como las siguientes:

“Reconozco que tal vez no he sabido apreciar los cuidados de mi suegra. Cada vez que lo hace rechazo su ayuda, no tolero tanto cariño, ahora me doy cuenta de que aceptar lo que me da, sería tanto como aceptar que mi madre nunca pudo dármelo porque seguramente tampoco lo tuvo, por eso lo saboteo, para evitar enfrentarme a esa herida”.

“Me provoca angustia creerme las cosas buenas que me dicen, siento que si lo hago, después la gente me puede envidiar, y entonces sería confirmar el por qué mi hermano no me tolera, prefiero sabotearme y hacerme ver como un perdedor, así no tendría razones para odiarme”.

“Hoy veo que me quejo mucho de mi trabajo, incluso he pensado en renunciar, pero la realidad es que tengo que aceptar que me ha dado lo que siempre quise: tener la posibilidad de realizarme como arquitecto. Mi padre nunca pudo estudiar la carrera de arquitectura por falta de recursos económicos y eso me genera culpa. ¿Me estaré saboteando?”.

El espejo de la técnica grupal

Establecer un buen encuadre de trabajo en las primeras sesiones de grupo es fundamental para delinear las bases de un buen vínculo. El encuadre se traduce en el modo en que el grupo va a operar desde el primer encuentro. Esto incluye: horario y fechas de sesiones, número de participantes, establecer el tipo de relación que tendrán sus integrantes, confidencialidad, función del conductor y asistente, entre muchos otros aspectos. Sin embargo, de vez en cuando, algunas personas rechazan el encuadre de forma abierta o encubierta. Delimitar el vínculo implica establecer una relación predecible y confiable, lo que resulta disruptivo y ajeno para algunos de ellos, es un alimento con el cual no están familiarizados. Poco a poco los participantes comienzan a autorregular su postura porque empiezan a descubrir que el grupo los nutre de algo bueno. Lo que sucede en sus vínculos sucederá en el grupo, descubrirlo y aceptarlo le permite al participante comprender las motivaciones profundas de sus acciones, pero no solo eso, se da la oportunidad de ensayar una actitud diferente frente al buen alimento.

Todos podemos vernos reflejados en estos espejos…

Alma, con su experiencia, nos invita a reflexionar sobre la incapacidad que en ocasiones encontramos para recibir cosas buenas en nuestra vida. Cuando en etapas tempranas del desarrollo percibimos de forma inadecuada las siete fuentes del sentido de pertenencia: afecto, apoyo, comprensión, placer, inspiración, conocimiento y reconocimiento, que configuran en detalle la Huella de Abandono, aceptarlas en otro momento nos resulta disruptivo. Incluso, ante esta dificultad que experimentamos, las rechazamos. Tal vez el relato de esta sesión te permita descubrir cómo frente a la culpa de tener lo bueno, la paranoia de sentirte envidiado, o la incapacidad para asumir las pérdidas que el triunfo conlleva, entre muchas otras razones, nos autosaboteamos para evitar emociones que descubrimos muy poco tolerables.

Complementa la lectura con esta reflexión en audio o video.


Comparte tu opinión

¿Consideras que el autosabotaje y el hedonismo pudieran estar relacionados? ¿Será el autosabotaje producto de las exigencias internas? ¿De qué manera consideras que el éxito pudiera derivar en ansiedad, paranoia o incluso depresión?

Referencias Bibliográficas

  • Ruiz, A. (2017). Curso II, Huella de Abandono. Instituto de Semiología, S.C. https://www.semiologia.net/curso-ii-huella-de-abandono/
  • Seuss, Dr. (2004). Did I ever tell you how lucky you are? Londres: Harper Collins.
  • Freud, S. (1914- 1916). Los que fracasan cuando triunfan. Argentina: Amorrortu editores, 1984 XIV.

Texto: Natalia Ruiz / Ilustración: Diego Zayas

68 Comentarios

    1. Rosa Elvia Rincón

      Es muy bueno que pasen estos temas por esta vía, felicitaciones ya que tenemos la oportunidad de seguir aprendiendo para ser mejores seres humanos y los temas que están tratando son excelentes

  1. J. Jesús Lizardi Núñez

    Comentario:
    Unos poco párrafos, pero cuanta sabiduría contienen. Leerlos es un regalo de año nuevo para mi. Gracias por esta experiencia, espero seguir recibiendo otro mensajes relacionados con este tema. Saludos.

  2. JAIME ALEJANDRO MENDIOLA ROMERO

    Hola Natalia.
    Gracias por compartir el caso de Alma. Nada más dañino que la auto-compasión y el auto-sabotaje, producto de nuestro sistema de creencias. En ese sentido, puedo identificar tres grupos de personas: Las que son su peor enemigo para el éxito, cualquiera que éste sea y no se dan cuenta de ello… En segundo término, identifico las que lo saben; es decir, que reconocen sus “limitaciones” (como lo mencionas en el video: Qué soy, qué sé y qué tengo y sobre todo: QUÉ NO SOY, QUÉ NO SÉ Y QUÉ NO TENGO) producto de sus creencias, pero ahí se quedan; no hacen nada por salir de su zona de “estancamiento”… Y por último encuentro las que lo saben, que pueden identificar que son consecuencia de sus creencias y están dispuestos a cambiar. Sin embargo, aquí se abre una nueva disyuntiva: no basta con identificar esos obstáculos que uno mismo se pone en el camino, sino que hay que desarrollar todo un sistema de cambio de paradigmas y pensamientos que nos ayuden a “desvanecer” el arraigo y el daño que la “configuración inicial” de nuestras batallas infantiles -como las nombras- nos legaron nuestros padres y en general la sociedad en la que se desarrolló nuestra niñez.

    1. Hola Jaime, me parece muy interesante la clasificación que nos compartes de las diferentes respuestas frente al éxito. Tienes toda la razón, no basta con saberlo, la diferencia radica en qué hacemos con lo que sabemos. ¡Saludos y gracias por tu análisis!

  3. Hola Natalia.
    Todo parece indicar que eres hija del Dr Alfonso Ruiz Soto quien es la excelencia personificada, y de ser así ya le veo su rostro cargado de orgullo y satisfacción con tan linda hija “de tal palo tal la astilla” hasta en lo físico te pareces… Muchas felicidades para los 2; seguiré pendiente de todo lo que comparten. Estamos en Sonora y no resulta muy accesible participar con mayor frecuencia en sus fabulosos cursos.

  4. Hermelinda Espinosa M C

    Valiosisima tu aportación que llega en un momento crucial de mi vida en que tengo que plantearme la toma de decisiones en lo laboral y mi vida personal… Valorar capacidades existentes, la oportunidad de desarrollar areas de mi vida. Como el autosabotaje puede definir la diferencia entre el exito, la oportunidad de crecer o no..
    Agradezco tu tan valiosa aportación.

    1. ¡Hola Hermelinda! Qué gusto que esta información te haya llegado oportunamente. Es totalmente cierto lo que dices, la conducta del autosabotaje marca la diferencia entre el triunfo o el dejar de crecer. ¡Saludos y gracias por compartirnos tus reflexiones!

  5. Muchas gracias por crear este espacio, la narración anterior me confrontó totalmente con mi realidad, no lograba comprender varias cosas ahora estoy más clara en lo que tengo que observar. Creo que el éxito puede derivar en ansiedad o depresión cuando no se está en conciencia del cambio que se genera y sobre todo si no estás preparado para abrazarlo, dejando muchas programaciones atrás.

  6. Gracias por este mensaje. Lo expones con una gran claridad. Me quedo con revisar lo que soy, lo que sé y lo que tengo. Una tarea importante! un abrazo.

  7. OSCAR LEON CHIRINOS GARCIA

    GRACIAS POR TAN NUTRITIVO MENSAJE … LEI Y VI EL VIDEO CON MI ESPOSA Y FUE ALGO SUPER MOTIVADOS PARA MI ME ABRIO LOS OJOS EN VARIOS PUNTOS DE MI VIDA Y DE LOS QUE COMPARTEN MI VIDA CERCA DE MI …

    NO TENIA EL GUSTO DE CONOCER A NATALIA MUCHAS GRACIAS A SEMIOLOGIA POR SER PARTE DE MI VIDA …

  8. Gracias por tan valiosa aportación, este blog puedo ver dentro de esa magnífica cámara del espejo y que un rayo de luz entra en mi cámara personal, luz que ilumino un rincón de mis recuerdos… tengo una narrativa interior, dice así: yo creo que mi mama prefería tener cosas materiales, viajar y tener para gastar, creo que prefería más las cosas que a mí y mis sentimientos, ahora veo pensar asi repercutió en una relación de pareja donde todo iba bien, prosperaba económicamente, pero en el momento que mi pareja comenzó a pedir más cosas, más dinero… dije ahí esta, mira prefieren las cosas y el dinero que a mí y mis sentimientos, la quiero mucho ¿pero, para qué? si no me quieren, no me valoran , prefieren sus cosas (epifanía: mi carencia hablaba) y no me van nunca ayudar a trabajar para tener o para pagar todos sus lujos, así que mejor termine mi relación, después de haber vivido 6 años, con una mujer fiel, pasional, etc. deje de estudiar y deje de ser prospero, haciéndome un conformista, busque endeudarme para decir no hay! ¡ve cuanto se debe! …en el fondo el que me quiera así, es porque me quiere de verdad y está atento a mis sentimientos, lo que soy, la buena persona que soy.

    1. ¡Hola Chars! Me parece maravilloso la claridad con la que puedes comprender cómo han operado en ti nudos que se configuraron en la infancia y que sin darnos cuenta traemos a valor presente. Qué importante tener claridad sobre nuestras propias narrativas, para entones poder resignificarlas y acomodarlas de tal forma que nos dejen de hacer daño. ¡Saludos y muchas gracias por compartirnos tu experiencia en relación a la temática del autosabotaje!

  9. Muy buen blog Post Natalia. Es totalmente cierto este tema del “autosabotaje”, que poco nos auto observamos y echamos por la borda nuestros propios anhelos pensando que sufrir es la mejor salida. Me siento identificada. Gracias por compartir esto con la comunidad.

  10. María de los Ángeles Elizondo Olascoaga

    Dra. Natalia, es un placer leer su artículo, es como cuando de niña escuchaba, en sentido figurado, me descalabraste con esa pedrada. Actualmente tengo un nudo con una compañera de trabajo que me está impidiendo valorar sus cualidades, y trato de ver un espejo en ella pero he tomado una actitud de rechazo pero sé que pronto resolveré este conflicto interno. Agradezco su atención y al igual que el Dr. Alfonso son seres de luz en mi camino, bendiciones.

    1. Hola María, ¡gracias por compartirnos tu experiencia!, es totalmente cierto lo que dices, muchas veces la sensación de rechazo al otro nos impide valorar su presencia en nuestras vidas. Qué importante descubrir por qué se generó esa actitud y cuál es el origen de la misma. ¡Me emociona tu entusiasmo y buena disposición para trabajar en ello!

  11. Laura Izquierdo Franco

    Gracias Natalia , me gustó mucho el artículo . Me parece que trabajando en la huella de abandono , nos ayudamos. Pero leerte nos confirma y nos visualizamos . Gracias por compartir el conocimiento .

  12. Me recordó mucho el “Sindrome de Jonas” al que tantas veces recurrimos por el temor al éxito aunque por medio de las epifanías pude ver más allá, al no solo identificar nuestro miedo al exito sino nuestro temor a traicionar inconscientemente ….¡¡que importante la auto observación!! muchas gracias por ser luz en mi camino.

    1. ¡Hola Sandra! Qué gusto saludarte nuevamente. Es totalmente cierto lo que dices, la traición es un tema en el que vale la pena detenernos a reflexionar, porque paradójicamente nos terminamos traicionando a nosotros mismos. ¡Saludos y gracias por tus comentarios!

  13. Hola gracias una explicacion muy acertada ojala y una persona lo leiera y asi comprenderia muchas cosas y aceptar sus errores desgraciadamente su ego no la deja ver mas alla a mi me encanto y la verdad hay que trabajar mucho en ello saludos…

  14. Orquídea Soto Guerrero

    Estoy en shock por el texto tan esclarecedor y tú empatía para responder cada comentario. Ya ubiqué mi narrativa, ahora el tema es cómo lograr la resignificación. Es tan difícil encontrar un buen psicólogo, profesional y ético. Ojalá pueda aprovechar esta luz que llega para lograr una mejor versión de mí. Saludo cordial.

    1. ¡Hola Orquídea! Te agradezco mucho tus comentarios. Qué importante lo que dices, aprovechar las oportunidades que nos llegan como una luz que nos permita lograr una mejor versión de nosotros mismos, esa es la intención. ¡Saludos y espero seguir compartiendo contigo en los siguientes blogs!

  15. Hola Natalia hoy descubri que me saboteo, ahora entiendo porque me cuesta trabajo disfrutar las cosas buenas, gracias por compartir el caso de Alma me ayuda mucho tus artículos a seguir conociéndome más. Saludos

    1. ¡Hola Alejandra! Qué importante este descubrimiento que haces frente a la dificultad para disfrutar las cosas buenas, y que además, muchas veces está relacionado a nuestro sistema de pensamientos, creencias y valores. ¡Gracias por compartirnos tus epifanías!

  16. Hola Natalia, soy AA llevo 13 años y diario trabajo con mis emociones, inicie mi búsqueda en Semiología hace 14 años. he tomado el curso Uno 2 veces y el Tres una ves. tus comentarios excelentes, felicidades.

  17. Es un artículo más que interesante, si hacemos un alto en nuestra vida y meditamos un poco sobre esto lo más seguros que si somos honestos nos vamos a dar cuenta de cuántas veces nos hemos hecho autosabotaje, en todos los ámbitos de la vida, sobre todo en los más importantes los afectivos, rechazamos la ayuda porque no soy una inútil, rechazamos las atenciones porque ¿cúal es su intención porque yo no lo merezco y así en la vida, el trabajo, la familia, los amigos y las relaciones personales.
    Gracias por hacerme que abra los ojos y haga un repaso a todas las decisiones que he tomado en mi vida y que me han hecho perder algo bello por mi AUTOSABOTAJE

    1. ¡Hola Cecilia! Qué importante todo lo que nos dices. Así es, muchas veces nos autosaboteamos por la forma en cómo hemos construido nuestro autoconcepto. Lo que pensamos, creemos y valoramos de nosotros mismos. Me da mucho gusto que este artículo te haya servido para ver todo lo bello que hay en tu vida. ¡Saludos y gracias!

  18. Aida Renée García Esquivel

    Hola! Soy amiga de Yolanda tu mami…
    Qué bárbara! Me abriste el panorama de mi pasado, como si lo estuviera viendo. Mis padres se divorciaron en 1952 y mi mami (yucateca, de posición de las privilegiada en Mérida) decidió irse al DF con tres hijos. Trabajó y nos sacó adelante.. Me casé y viví una linda vida de viajes… etc. Todo iba bien para mí, PERO no lo contaba en detalle a ella, o cercanos, porque, si bien ella nos dió mucho, no fue en abundancia ¡como lo q ahora yo vivía!… Resultado: no le detallaba ciertos viajes en detalle; esquiar en Aspen, por ejemplo. No me extendía en lo q platicaba!
    Nunca lo vi tan claro como ahora por tí, es precioso y valiosísimo esto del “espejo” !! Fascinada y con mi mente más clara q nunca! No deja de pensar y de mirarme en ese espejo del descubrimiento de mí misma! Tú “Hija de tigres..” no podía ser de otro modo! GRACIAS, GRACIAS, y saludo a tu papá igual. Los amo.

    1. ¡Querida Aida! Gracias por compartirnos tu experiencia de vida, es totalmente reveladora. Este pensamiento prohibitivo que opera de forma involuntaria dentro de nosotros de ir más allá de los padres, muchas veces puede ser una gran fuente de autosabotaje. Me da mucho gusto que este artículo te haya permitido tener una mayor claridad frente a tu propia narrativa. ¡Gracias por tus comentarios cariñosos, los valoro mucho!

  19. Gracias por los grupos de desarrollo. He transformado mi vida. La sensación de un camino largo por recorrer.
    Quiero más, voy por más. Sin expectativas, solo por el placer de ser.

  20. EVA DEL CASTILLO APARICIO

    Me llama mucho la atención este trabajo grupal, he buscado muchas formas de hacerme consciente de mis conductas a través de una infinidad de terapias y cursos incluyendo los de semiología de la vida cotidiana, en realidad si creo que el sabotaje y la búsqueda de placer tiene una relación muy profunda con la historia de vida. Y con este que acabo de leer me doy cuenta que quizá saboteo que el dinero fluya adecuadamente por una lealtad inconsciente hacia mi mamá.
    Mil gracias

    1. ¡Hola Eva! Lo que dices es tremendamente importante. Las lealtades inconscientes que se generan con nuestros padres y/o hermanos influyen de forma primordial en nuestras posibilidades de éxito y bienestar, sin embargo, es necesario saber que no son determinantes. ¡Saludos y gracias por tus reflexiones!

  21. María Guadalupe Aguilar

    Excelente su Blog Doctora Ruiz. A mis casi 70 años sigo autosaboteandome y cargando con las expectativas de mis padres, asumiendo un papel con mis hermanos y hermanas de las que no he sabido librarme por medio de tantas terapias y talleres, no permitiendo ser feliz totalmente en mi relación con mi familia esposo e hijos, me encanta la forma de abordar los temas y las situaciones expuestas. Gracias por dar luz a mi vida, me podrías brindar los lugares donde cuentan con grupos soy de Sinaloa. Muy amable y reconfortable esta retroalimentación.

  22. Felicidades por este Blog!! los temas que se eligen son del día al dia.. No conocía la Semiología y la forma de planteamiento y la narrativa de la Dra. Ruiz es muy clara y específica. Me pregunto si antes de considerar este tipo de terapia grupal se puede considerar la terapia individual con la Dra. Natalia Ruiz. Es dificil encontrar una terapia donde confiarse y puede ser este un principio. Gracias,

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
X