Las estructuras profundas que definen estas tres vocaciones.

    • Asumir la personalización de tu Actante Hipostasiado, responsabilizándote de tu individualidad, libertad y amor, en un proceso de recreación dinámica.
    • Distinguir entre enamoramiento y amor: la distinción entre las relaciones de apego y los vínculos de resonancia significativa.
    • Implementar tu Eje de Diamante como un vínculo de servicio a la comunidad, vertebrado por la vocación personal: el tener, el saber y el ser.
    • Conocer la opción de la Soltería Radial y las características de un Proyecto de Vida individual.
    • Comprender los criterios de elección de pareja, así como la integración de un Proyecto de Vida en común: secuencias de vida, comunicación y creatividad.
    • Descubrir la propuesta de Familia Centrífuga, así como la construcción de un Proyecto de Vida en grupo y una atmósfera gregaria en plenitud.
    • Replantear el sentido del erotismo y la castidad, tanto en soltería, como en pareja y en familia.
    • Vislumbrar la resolución profunda a todo conflicto de relación humana mediante la transformación de tu Autoconcepto: de la fragmentación a la integración.
    • Alcanzar la liberación de culpas y rencores mediante el ejercicio intelectual del Perdón Radical en un código de transformación permanente.

Próximo Curso

No hay Eventos en la lista en este momento

Una de las decisiones fundamentales que toda persona debe tomar en la resolución de su existencia, es la relativa a cuál estilo de vida quiere asumir: soltería, pareja o familia. Situación que pasó desapercibida para millones de personas de generaciones anteriores, con las funestas consecuencias del caso.

Aunque, incluso hoy en día, el sólo planteamiento de estas tres opciones resultará, para muchísimas personas, toda una revelación vital.

Saber que tanto mujeres como hombres tienen la posibilidad de elegir, en plena consciencia, el paradigma de relación que desean asumir y a partir del cual se insertarán en el contexto social, resulta fundamental. Esto favorecerá, sin duda, la construcción de una sociedad más libre, mejor integrada y más armónica, donde cada uno de los individuos que la componen ha tenido la oportunidad de definir, de manera informada, reflexiva y madura, un aspecto central de su proyecto de vida; pudiendo, en consecuencia, asumirlo con mayor responsabilidad, entusiasmo y creatividad.

Con el objeto de plantear adecuadamente estas alternativas, en este curso se aborda la individualidad como un proceso continuo de creación y recreación personal, en interacción permanente con el Principio de Realidad; la libertad como una conquista diaria de la capacidad crítica y autocrítica de la conciencia, en pleno ejercicio del libre albedrío; y el amor como el supremo acto creativo de la voluntad consciente, gran privilegio de los individuos en libertad. Desde esta perspectiva, la capacidad amorosa de los seres humanos esté referida a las tres vocaciones de vida antes mencionadas: la vocación de soltería; la vocación de pareja y la vocación de familia. Se establece el código operativo de estos tres universos y su forma específica de comunicación, lo cual nos permitirá percibirnos en tres espejos totalmente distintos, donde podremos reconocernos y ubicarnos según las preferencias y circunstancias de cada quien.

La temática resulta fascinante. Nos ofrece un nuevo horizonte de posibilidades significativas donde cada persona puede encontrar su ubicación correcta tanto en el plano íntimo y personal, como familiar y social; lo cual facilita su toma de decisiones, propicia su estabilidad, y su desarrollo personal. Una temática que entraña la distinción técnica entre enamoramiento y amor; el laberinto del torbellino de la vida, integrado por sexo, poder, dinero y fama; la resolución del laberinto a través del Eje de Diamante que integra los tres escalones de la capacidad de hacer; los criterios fundamentales para la elección de pareja; su integración y la estrategia de la tabla rasa para la resolución de todo tipo de conflictos; el origen de los celos, la infidelidad, las culpas y los rencores. Finalmente, se aborda el tema crucial del perdón a los demás y a uno mismo, generando un espacio de reconciliación personal que permita rescatar nuestras relaciones más íntimas y valiosas con una armonía creciente. Recordando siempre que aquel que no comprende, no perdona; y aquel que no se comprende, no se perdona. Un curso que pone a prueba la correcta asimilación de los cursos anteriores.

A este curso le precede...

Curso IV. «Erotismo y Castidad»

Ver más

A este curso le sigue...

Curso VI. «Semiología de la Felicidad»

Ver más

X