Las estaciones de la conciencia: cómo abrir y cerrar ciclos.

En este curso se estudian las oscilaciones de la conciencia en relación al factor tiempo. Cómo se perciben y se procesan las experiencias personales dependiendo del ciclo en que nos encontramos, ya que la conciencia evoluciona exclusivamente de dos maneras específicas: asimilando experiencias y cerrando ciclos.

A lo largo de nuestra vida, cada etapa infancia, adolescencia, juventud, madurez, vejez, va marcando la pauta de nuestra existencia en concordancia con impulsos y objetivos muy distintos, relacionados tanto con la circunstancia material, como con el nivel de maduración biológica, psicológica y social de la persona; es decir, con el nivel de experiencia asimilada por cada individuo en su Principio de Realidad.

Dependiendo de este nivel de asimilación, queremos cosas distintas, de maneras diferentes. Conocer los códigos que marcan las estaciones de la vida -entendidas como el arquetipo por antonomasia del flujo temporal y su sistema de repeticiones-, resulta de vital importancia. La primavera, el verano, el otoño y el invierno de nuestras vidas, incluyen muchas primaveras, veranos, otoños e inviernos en cada una de estas etapas y en las más distintas áreas de la actividad humana. Nacemos y renacemos en los ciclos de nuestra existencia en una gran diversidad de maneras que van determinando la naturaleza de nuestro Proyecto de Vida, entendido como el plan fundamental de nuestra realización personal. Un plan mutante, adaptable y creativo, vinculado tanto a mi propia naturaleza como a mi Principio de Realidad. Un ejercicio incesante de nuestro libre albedrío que va decantando, con cada decisión que implementa, el perfil de nuestra propia conciencia.

Las personas cambian, las circunstancias también. Continuamente nos vemos confrontados con la necesidad de reajustar o cambiar radicalmente nuestro Proyecto de Vida. Por las más diversas razones, ya sean económicas, afectivas, vocacionales, de salud, políticas, climáticas o de cualquier otra índole, la periódica reubicación de nuestro ser en su nuevo Principio de Realidad, resulta fundamental. Para lograr la mayor lucidez y armonía en este flujo incesante de cambios, donde la sola edad de la persona marca un contexto crucial, estudiaremos antes que nada el código de cada etapa de la vida humana, dando los criterios específicos para poder ubicarla y ubicarnos. Analizaremos el factor tiempo y las oscilaciones de la conciencia en cada una de estas etapas; los procesos que corresponden a cada período de la vida y las experiencias inequívocas que nos indican cómo abrir y cerrar ciclos.

Aplicaremos este modelo de las Estaciones de la Conciencia al Proyecto de Vida, para comprender con puntualidad donde estamos situados, y hacia dónde queremos ir en cada una de las cinco esferas que lo integran. Esto nos permitirá diseñar el Plan Maestro que mejor se adecue a nuestro Proyecto de Vida y la Bitácora de Trabajo que corresponda al Plan Maestro. Una renovada visión de tu ser en tu Principio de Realidad.

A este curso le precede...

Curso VI. «Semiología de la Felicidad»

Ver más

A este curso le sigue...

Curso VIII. «Semiología de la Muerte»

Ver más

X